¿Quién iba a pensar que un día el mundo pararía?


¿Quién iba a pensar que un día el mundo pararía?

Es una idea de lo impensable. Y sin embargo pasó. ¡Es tremendo!

Qué otra cosa podemos decir en un instante de autenticidad. Estar allí, en casa, viendo pasar.

Escuchar las hojas y los pájaros, a los vecinos musitar, a los niños fantasear, a las chicharras cantar.

Y es así. Los árboles en Venezuela estallaron de verdor, hacen el día más leve. Más llevadero.

Es una crisis, con todas sus letras. Y atravesar, a la venezolana, tiene sin duda sus propias especificidades.

Eso parece ser así aquí frente a El Ávila. Y también muy lejos de ella. High Noon by Edward Hopper (1.949) #Notelopierdas #lugardepalabra #psicoterapia #psicoanalisis #saludmental #psicoterapiacaracas #venezolanosporelmundo #psicologíavenezuela