La pregunta por el futuro


Desde Venezuela o fuera de ella, pensar el futuro es un planteo que está costando mucho imaginar. Percibimos que el presente ocurre asistido por las dificultades. Migrar entonces es parte de la solución.

Una decisión que promete devolvernos al progreso, a una línea de tiempo que permanece en evolución. Sin parálisis, ni retroceso. El propósito va por la restitución de lo perdido: los planes, los méritos, las etapas del crecimiento.Todas ellas en condiciones mínimas de estabilidad social.

¿Y si no sucede así? ¿Y si en medio de la travesía en vez de restituir se trata de algo nuevo? Quizás ya no se trate de retomar una visión que claramente se ideó en el pasado sino de su propia evolución bajo condiciones muy nuevas y que tomará tiempo conocer y lidiar con ellas.

¿Y para esto que estamos pensando servirán los lápices de la foto que acompaña estas palabras? Escribir, trazar, borrar, delinear, conectar, puntear, marcar, remarcar, sombrear y hasta manchar. ¿Y qué tal si antes de la palabra Futuro se encuentra usted con un lápiz en mano?

Obra de @bashirsultani